Cuestión de medias

Odiadas por muchas y queridas por otras, las medias siempre son motivo de disputa. Hay quien adora llevarlas porque estiliza la figura mientras que otras, no las soportan. Incomodidad de llevarlas hasta la cintura si te pasaste de talla, o desesperación al notar que se van bajando cuando te pasaste de pequeña. O pero aun, enfado justificado,  cuando sin darte cuenta, te enganchaste con ves a saber qué, y acabase con un agujero imposible de disimular.

Está claro, que las medias son unas de esas prendas femeninas que siempre están en el punto de mira. Sobre todo en invierno. La variedad de colores, de tejidos, de estampados… son responsables de cometer algún que otro atentado contra el buen gusto. Por no hablar del uso de los medias ‘efecto bronceado’ con vestidos, shorts y minifaldas en pleno invierno.

Quizás porque es fácil perderse por el imposible mundo de las medias, hoy quiero facilitar algunos consejos de estilismo para acertar con el estilo adecuado.

1-      Las medias de verano son solo para verano. Llevar un short o minifalda con unas medias naturales en pleno invierno es una elección desafortunada y la imagen que se desprende dista mucho de ser elegante.

2-      El grosor de la media aporta volumen. Cuanto más gruesa y tupida sea una media, más ancha se verá la pierna.

3-      Los estampados y las medias de fantasía ensanchan: quizás te encanten las medias de encajes, brillantes y de colores llamativos. Sin embargo, si el objetivo es estilizar la pierna, este estilo solo le aportará más volumen.

4-      Usa las medias según el momento. El negro nunca falla y el evento requiere elegancia, alíate a ella. Sin embargo, si buscas un look más jovial y dinámico puedes recurrir a las medias de colores. Pero sobre todo, ten claro que si la imagen que buscas es de seriedad, los colores, los estampados y los tejidos brillantes no son para nada, tus aliados.

5-      Las medias a juego con el color del zapato estilizan la pierna y hacen ganar altura.

Estos son algunos conejos a tener en cuenta a la hora de lanzarnos a la aventura de llevar medias. Antes de poner el punto y final, quiero terminar con un práctico consejo para evitar que un incidente con las medias, acabe aguándonos la fiesta. Siempre que se sale con medias, hay que llevar un par de recambio en el bolso.

Imágenes: Calzedonia

No Comments Yet.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *