De boda, alternativas al clásico vestido

En plena temporada de bodas, la cuenta corriente se resiente. La ilusión de recibir más de una invitación se desvanece en el momento que una empieza a hacer cuentas. Vestido+zapatos+bolso+complementos= una fortuna y si además lo multiplicamos por 2= números rojos asegurados.

Acudir a un enlace siempre es divertido, claro que las semanas previas son una auténtica locura y más cuando una huye del vestido tradicional. Muerte al modelito princesa. Atrás dejamos esta tendencia, tan pasada de moda como hortera para ir en busca de un look amortizable, adecuado a la boda y a cualquier otro momento.

Si algo tiene la moda es que nos permite jugar con ella, combinar, experimentar, transformar y por supuesto crear estilismos con identidad propia. Por ello a continuación he preparado algunas propuestas estilísticas alternativas al clásico vestido de bodorrio que difícilmente volveremos a sacar del armario.

Aprovechamos la maxi falda plisada, que tan de moda se ha puesto esta temporada primavera-verano 2012 para crear un look apto para ir de boda.

Look 1: maxi falda de Mango. Blusa de Topshop. Collar de Aurélie Bidermann (Net-a-porter). Clutch plata de Uterqüe.

El peplum es una de las tendencias que más se imponen esta temporada y que aporta una elegancia perfecta para acudir a una boda. En este caso, este look es apto para una ceremonia de día.

Look 2: vestido de Dorothy Perkins. Zapato de Zara. Clutch de Asos. Brazalete de Forever 21.

La falda campana es perfecta para definir las curvas de mujer. Combinada con una sofisticada blusa podemos lograr un outfit digno para acudir a una boda.

Look 3: falda de H&M. Top de Ted Baker. Peep toes joya de Zara. Clutch de Dorothy Perkins.

 Imagen destacada: Hoss Intropia

No Comments Yet.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *